Agrotecnología

La industria israelí de agrotecnología se destaca por sus grandes capacidades de investigación y desarrollo de sistemas innovadores, dada la necesidad de hacer frente a la escasez de agua. El crecimiento de la industria se derivó de la cooperación entre investigadores, agricultores y otras industrias agrícolas. Algunas de las tecnologías más destacadas del sector son el riego por goteo, agricultura intensiva en suelo desértico y producción de leche, explicadas con más detalle a continuación.

El Centro Volcani, Organización de Investigación Agrícola del Gobierno de Israel, se dedica a la botánica, ciencia animal, protección vegetal, suelo, agua, así como las ciencias ambientales, ingeniería agrícola, post-cosecha y ciencia de los alimentos, además de contar con el Banco Genético de Israel. Opera cuatro estaciones de investigación y funge como centro de pruebas de productos y equipos agrícolas; de ese modo, Israel, un país con escasísimos recursos para el desarrollo de la agricultura, ha logrado una elevada producción agrícola a nivel mundial.

Agua y riego

Israel se considera el país más avanzado del mundo en sistemas de riego agrícola al poseer 100% de las tierras agrícolas con sub-irrigación, ya que más de la mitad del suelo es desértico y no es propicio para la agricultura. El país tiene reputación a nivel mundial con más de 80 % de productos exportados en este sector. Cabe destacar que más de 50 % del agua de riego es reutilizada. Israel fue pionero en tecnologías innovadoras de riego, como riego por goteo, válvulas automáticas y controladores, filtración automática, entre otros.

Invernaderos

La necesidad de hacer frente a las restricciones naturales del suelo, agua y clima llevó a Israel a desarrollar sofisticadas tecnologías para invernaderos que son particularmente útiles en cultivos de alto valor agregado. Gracias a los sistemas de invernadero, como películas de plástico optimizadas y ventilación, entre otros, los agricultores israelíes han logrado producir más de tres millones de rosas por hectárea por temporada y una media de 300 toneladas de tomate por hectárea por temporada, un rendimiento cuatro veces mayor con respecto a los cultivos en campo abierto.

Fertilizantes

Las zonas circundantes al mar Muerto y otras partes del sur de Israel son ricas en potasio, fósforo y magnesio, minerales importantes para la agricultura. Algunos de estos recursos son exportados directamente como materias primas, mientras que otros se someten a un procesamiento para adecuarse a las normas internacionales.

Blogs