Tecnologías limpias

Desde su fundación, Israel ha puesto gran énfasis en la conservación de energía. Por ello, ha desarrollado soluciones innovadoras, alternativas y sustentables. Su intención es combatir la falta de recursos naturales del estado con el objetivo de volverse totalmente independiente del petróleo. Desde la energía termosolar hasta el desarrollo de biocombustibles, el país ha sorteado sus desventajas naturales con gran éxito. Ha demostrando experiencia y conocimiento en el sector de energía sustentable. Hoy en día, la industria de energía sustentable israelí se considera pionera a nivel mundial gracias al descubrimiento de tecnologías innovadoras en las áreas de energía solar y geotérmica, así como biomasa, viento y energía de las ondas. Actualmente, Israel es uno de los países líderes en tecnologías limpias e innovadoras y cuenta con 500 empresas activas: 200 en el sector de energías renovables (solar y eólica, entre otras); 100 en el sector de eficiencia energética; 150 en el área de energía y gestión inteligentes; y 50 en el área de tecnologías de reciclaje y ambientales.

Principales segmentos

Biocombustibles

El segmento de biocombustibles en Israel incluye el desarrollo de biomasa y la producción de cultivos energéticos. La biomasa es una alternativa renovable al combustible fósil y se deriva de materiales orgánicos fácilmente disponibles, tales como madera, residuos y alcohol. Los cultivos energéticos son productos agrícolas, tales como betabel, paja o caña de azúcar, y tienen el propósito de utilizarse en la producción de combustible de biomasa. A través de una combinación de genómica computacional, biología molecular y métodos de reproducción avanzados, Israel se convirtió en un líder de este ámbito, continuamente en búsqueda de especies de plantas que pueden ayudar o servir en la producción de biocombustibles en masa. Algunas de las soluciones desarrolladas en el país son las enzimas catalizadoras de biodiésel. Estas enzimas específicas, descubiertas y creadas por una empresa israelí, pueden funcionar como catalizadores de reacciones entre el etanol y el metanol, lo cual deriva en la producción de biodiésel más económico y rentable.

Eficiencia energética

La eficiencia energética es un paso fundamental para reducir el consumo de energía, especialmente eléctrica. Además del beneficio al medio ambiente, el uso eficiente de energía reduce significativamente los costos. Entre algunas de las soluciones creadas en Israel, podemos mencionar el menor consumo de energía mediante su almacenamiento, así como la gestión inteligente y la creación de productos de energía eficaz, lo cual evita la pérdida de energía en la red.

Energía solar

Sin recursos propios de combustible fósil y con el objetivo de limitar la importación de petróleo, Israel trabajó durante mucho tiempo para aprovechar uno de sus recursos más abundantes, el sol, a fin de producir energía eléctrica. Es pionero en el desarrollo e implementación de calentadores solares, utilizados desde la década de 1950 y presentes en 90 % de los hogares israelíes para calentar agua. Varias entidades comerciales del país han estado creando usos innovadores de la tecnología de energía solar fotovoltaica; en la actualidad, el país cuenta con una de las mayores instalaciones de energía solar del mundo en el Ben-Gurion National Solar Energy Center.

Energía eólica

Con el viento soplando del mar Mediterráneo a las vastas planicies del desierto de Aravá, Israel es el escenario perfecto para aprovechar el poder natural del viento. Aunque la energía eólica del país aún no llega a su máxima capacidad, el gobierno nacional y diversas entidades comerciales obtuvieron ventajas significativas en el área al desarrollar nuevas tecnologías y soluciones para capitalizar los recursos emergentes. Además, está prevista la construcción de parques eólicos para proporcionar un total de 25 % de la energía sustentable de Israel en 2020.

Blogs

[post_grid id="32000"]